gbce

¿Qué es el certificado verde?

Es un documento que refrenda o certifica la sostenibilidad de una edificación en relación con su respeto al medio ambiente, su ahorro de recursos, su confort, la calidad de vida de sus habitantes o usuarios, su compatibilidad con el entorno y sus materiales utilizados.

La certificación verde se adapta a las normativas de sostenibilidad de la Unión Europea y España y su objetivo es realizar una evaluación independiente sobre viviendas, construcciones del sector terciario, interior de edificios y polígonos industriales.

Ese certificado examina la eficiencia de la arquitectura, es voluntario y puede realizarse cuando se proyecta una construcción o en edificaciones. La evaluación nos permite tomar medidas que disminuyan el impacto ambiental.

gbce

Partes involucradas

El Green Building Council España (GBCE), una asociación formada por agentes del sector de la edificación fundada en 2009, creó la certificación conocida como VERDE (Valoración de Eficiencia de Referencia de Edificios) para contribuir al impulso a la creación de un mercado más sostenible.

Con este certificado el cliente busca añadir valor a la propiedad y obtener mejores condiciones para verla o alquilarla. Además, busca afirmar su compromiso con la sostenibilidad y ecología.

verde

Niveles y tipos de certificación verde

Hay 6 niveles de certificación, que van de 0 a 5 hojas verdes. Con mayor cantidad de hojas (el símbolo es un árbol) mostramos un mayor compromiso con el medio ambiente:

  • 0 hojas: su impacto evitado es de 0 a 0,5
  • 1 hoja: su impacto evitado es de 0,5 a 1,5
  • 2 hojas: su impacto evitado es de 1,5 a 2,5
  • 3 hojas: su impacto evitado es de 2,5 a 3,5
  • 4 hojas: su impacto evitado es de 3,5 a 4,5
  • 5 hojas: su impacto evitado es de 4,5 a 5

En 0 hojas, el edificio cumple la normativa, pero no avanza en su contribución con el medio ambiente, la sociedad y la economía. En el extremo contrario, sus impactos se adaptan a la tecnología disponible más moderna y disponemos de ella a un precio razonable.

Edificación verde

El concepto de edificación verde no permanece estable en el tiempo, sino que se desarrolla junto a la innovación tecnológica. Sin embargo, puede resumirse debido a que se caracteriza por su compatibilidad con el entorno, ahorro de energía, uso de materiales amigables con el medio ambiente y confort de los usuarios.

El objetivo de la certificación VERDE  es cuantificar el impacto ambiental, social y económico de los edificios

Durante el proceso de evaluación hay establecidas unas áreas de estudio en los que se recogen datos e información suficiente para la posterior emisión del certificado

  • parcela y emplazamiento
  • energía y atmósfera
  • recursos naturales
  • calidad del ambiente interior
  • aspectos sociales y económicos
  • Calidad del servicio
  • Posibles impactos generados en todas las fases del ciclo de vida del edificio

Herramientas de Evaluación de Edificios

Debido a diferentes factores, como el cambio climático y la escasez de recursos, se ha producido una mayor concienciación tanto de los ciudadanos como de los proyectistas en los problemas medioambientales. El conjunto de estos elementos ha llevado al estudio del edificio más allá de las sencillas “buenas prácticas”, tomando en cuentas problemas de ahorro de los recursos, el confort y la selección de los materiales según criterios medioambientales.

Generalmente cada proyectista introduce algunas medidas en función del contexto en que interviene, según las características del proyecto y de sus propios conocimientos. Más complejo resulta establecer o valorar si este conjunto de medidas determinan el cumplimiento de unos requisitos para que el edificio se considere entre los realmente innovadores, eco-compatibles o sostenibles y pueda por tanto, ser merecedor de una Certificación Medioambiental.

Con estas premisas el Comité Técnico de GBC España ha desarrollado un protocolo de evaluación de edificios que permite al proyectista sistematizar su trabajo conociendo en qué campos debe actuar y cuál es su importancia durante el ciclo de vida del edificio, al promotor cuál va a ser el comportamiento de su edificio y los costes asociados al mismo y al usuarios qué prestaciones va a ofrecerle dicho edificio.

El sistema de evaluación se basa sobre un método prestacional de acuerdo con la filosofía del Código Técnico de la Edificación y las Directivas Europeas. En la base están los principios de la bio-arquitectura y que el edificio tiene que ser construido respetando el medio ambiente, compatible con el entorno y con altos niveles de confort y de calidad de vida para los usuarios.

verde